A petición del cliente en la máquina se puede montar un dispositivo que, en caso de que una o varias botellas sean defectuosas, las extraiga de la cinta principal y las deposite en otra cinta de expulsión.
Al respecto Nortan ha desarrollado una estrella específica, denominada estrella de expulsión, que funciona con la tecnología de vacío.
En cada hueco de la estrella hay montada una ventosa que a su vez está conectada a un soporte retráctil; mediante un rotor diseñado especialmente para garantizar la duración y fiabilidad, se distribuye el vacío a la ventosa específica justo cuando la botella defectuosa entra en el hueco de recogida; el soporte retráctil, como consecuencia de la depresión, se retrae y obliga a la botella a que se apoye en el hueco para que esté estable durante la extracción de la cinta. La botella se liberará cuando esté encima de la cinta de expulsión y un muelle obligará a la ventosa a despegarse.
Esta solución puede aplicarse a cualquier máquina justo después del distribuidor de las cápsulas o al final de la máquina, después de la estrella de salida de la última torreta.